‘Paciencia, perseverancia y tolerancia a la frustración’ por Faustino García Zapico.

El próximo miércoles 15 de febrero, dentro del programa ‘Intercambio de Prácticas Innovadores entre socios’ el Club Asturiano de la Innovación organiza una visita a la Unidad Terapéutica y Educativa del Centro Penitenciario de Villabona. La visita, bajo el nombre “Un espacio para la libertad”, tendrá como ponente a Faustino García Zapico, promotor de la iniciativa, educador de la UTE y emprendedor social de ASHOKA.

La UTE, Unidad Terapéutica y Educativa, representa un modelo alternativo a la cárcel tradicional porque transforma la realidad penitenciaria al eliminar la subcultura carcelaria que hace de la prisión una escuela de delincuencia y la convierte  en un espacio educativo. La organización social de la UTE responde a un modelo de cogestión basado en la responsabilidad compartida por profesionales y personas internas. Ambos colectivos, unidos, hacen de la prisión un medio mejor que posibilita los procesos de cambio que conducen a la reinserción social.

Para hablarnos de ello, nadie mejor que el propio Faustino García Zapico, al que hemos realizado un breve cuestionario en el que nos explica en qué consiste esta innovación social que ha marcado un antes y un después en el sistema penitenciario, traspasando las fronteras de la región asturiana e incluso de nuestro país.

CAI_El sistema en los centros penitenciarios arrastraba unas prácticas heredadas del S. XVIII, ¿podría explicarnos qué cambios introdujo la UTE y qué significó su puesta en marcha?

FGZ_La transformación del espacio de la prisión como escuela de delincuencia en un espacio educativo. La puesta en marcha significó en primer lugar superar grandísimas dificultades, en segundo ,poner en valor las potencialidades del sistema penitenciario tanto referido al colectivo de internos como al de los profesionales y en tercer lugar la construcción de un modelo alternativo a la prisión tradicional.

CAI_La organización social de la Unidad Terapéutica y Educativa responde a un modelo de cogestión basado en la responsabilidad compartida por profesionales y personas internas ¿Cuáles son los objetivos principales que persigue la UTE y los resultados obtenidos gracias a esta cooperación?

FGZ_La reinserción social de los internos que se va a hacer absolutamente viable desde el espacio que construye la Unidad Terapéutica. En cuanto a los resultados, este modelo baja ostensiblemente los niveles de reincidencia de un 65% que sería la media europea a un 15-26%.

CAI_Este modelo alternativo ya está funcionando en otros puntos del territorio español e incluso en el extranjero, ¿cuáles son los siguientes pasos a seguir para que esta innovación social se convierta en un sistema normalizado?

FGZ_Seguir replicando en las distintas prisiones españolas hasta la consecución de una Unidad Terapéutica por prisión y seguir en el proceso de difusión del proyecto a nivel internacional.

CAI_Según su opinión y experiencia, podemos decir que una innovación social ha tenido éxito cuando…

FGZ_Es capaz de transformar la realidad y a la vez es replicable.

CAI_Todos los comienzos son difíciles, ¿qué consejo daría usted a todas esas personas que están poniendo en marcha una idea rompedora o que aún no se han atrevido a dar el primer el paso?

FGZ_Detrás de una idea  hay un proceso de reflexión y profundización de la realidad, y es a partir de ahí, cuando se debe dar el primer paso y va a ser la confrontación con la realidad la que va a ir marcando las estrategias, siendo imprescindible el trabajo paralelo en la  adhesión de personas al proyecto para la construcción de un equipo que tiene que ser el elemento clave en la sustentación del proyecto. Es claro que todo ello debe de ir acompañado de una gran dosis de paciencia, perseverancia y tolerancia a la frustración.

Os dejamos un vídeo realizado por Ashoka, organización galardonada con el Premio Príncipe de Asturias 2011 a la Cooperación Internacional, de la que Faustino García Zapico es miembro. ¡No os lo perdáis!