Pymes Innovadoras, empresas más competitivas

Gerardo Malvido, Gerente de I+D+i de AENOR

Gerardo Malvido, Gerente de I+D+i de AENOR

Gerardo Malvido, Gerente de I+D+i de AENOR

La apuesta por la innovación es un factor necesario para el crecimiento y la competitividad del sistema productivo de España. En este marco, juegan un papel determinante las pequeñas y medianas empresas como motor de desarrollo; ya que éstas representan el 99% del tejido empresarial español de las cuales, según datos de la Encuesta sobre la Innovación en las Empresas 2013 del INE, hay un total de 17.878 pymes innovadoras.

Dos nuevas especificaciones técnicas, desarrolladas por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación) establecen los requisitos para la consideración de una Joven Empresa Innovadora (EA 0043) y de una Pyme Innovadora (EA 0047). Entre otras ventajas, estas certificaciones permiten a las organizaciones demostrar su capacidad de innovación, mediante una correcta evaluación de los recursos que aplican al proceso de innovación, así como a los resultados obtenidos.

Las empresas que obtengan este certificado se incluirán en el Registro de Pyme Innovadora del Ministerio de Economía y Competitividad, lo que les permitirá, por primera vez compatibilizar en un mismo personal investigador la bonificación del 40% en las aportaciones empresariales a las cuotas de la Seguridad Social del personal investigador, con la deducción fiscal de hasta el 42% de los gastos en I+D+i del Impuesto sobre Sociedades, según recoge el Real Decreto 475/2014 sobre bonificaciones en la cotización a la Seguridad Social del personal investigador.

Según las estimaciones de AENOR, actualmente unas 4.500 pymes españolas estarían en condiciones de  lograr el certificado de Pyme innovadora, es decir, obtendrían los 400 puntos necesarios. Y muy cerca de lograrlo, habría otras 4.500 pymes, para lo cual tendrían que realizar algunas mejoras.

En definitiva, estos nuevos certificados apoyarán la mejora de la competitividad de las pymes innovadoras españolas, permitiendo a las empresas superar con mayores garantías la fase de consolidación de las pymes, especialmente en el caso de aquellas de más reciente creación.

La Gestión de la Innovación se actualiza

PUBLICADA UNA NUEVA VERSIÓN DE LA NORMA UNE 166002 DE SISTEMAS DE GESTIÓN DE I+D+I

Gerardo Malvido

Gerardo Malvido

En el marco de colaboración entre AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación) e Innovasturias, próximamente contaremos en la región con la presencia de Gerardo Malvido, Gerente de I+D+i de AENOR por lo que le hemos pedido que nos haga partícipes de las últimas novedades en la Familia de Normas UNE 166000. Algunas de ellas se desgranan en la siguiente entrevista.

Por situarnos, ¿cuál es la historia de la UNE 166002?

La tercera versión de la Norma UNE 166002 que ahora se publica acumula tras de sí una relativamente breve pero intensa historia. La primera versión, elaborada por el Comité Técnico de Normalización de AENOR, el AEN/CTN166 Actividades de I+D+i, vio la luz como norma UNE Experimental en 2002.

En el año 2006 la norma UNE dejó de ser experimental e incluía requisitos y recomendaciones para implantar un Sistema de Gestión de la I+D+i en las organizaciones.

Ahora, este documento se ha revisado para actualizarlo, incluyendo las experiencias adquiridas por los usuarios de la norma durante estos ocho años y las directrices establecidas en la Especificación Técnica europea CEN/TS 16555-1:2013 Sistema de Gestión de la Innovación.

Como experto en este ámbito, existe alguna vinculación entre empresas que exportan y aquellas que sistematizan su gestión de la innovación?

Los Sistemas de Gestión de la I+D+i permiten a las empresas acceder a mercados exteriores más dinámicos y exigentes. El 76,61% de las organizaciones con Sistemas de Gestión de la I+D+i certificados por AENOR tiene presencia estable en nuevos mercados.

¿Qué significa estructura de alto nivel y qué consecuencias directas tiene sobre la nueva versión de la norma?

Como comentaba anteriormente, en la revisión de la norma UNE 166002:2014 se ha tenido en cuenta las directrices establecidas en la Especificación Técnica europea CEN/TS 16555-1:2013 sobre Sistemas de Gestión de la Innovación.

Una de las principales novedades reside en que la nueva UNE 166002:2014 adopta la estructura de alto nivel ISO/IEC, común para todas las normas de sistemas de gestión, como las ISO 9001 e ISO 14001 de Gestión de la Calidad y Gestión Ambiental, respectivamente.

Esta decisión fue adoptada con el objeto de asegurar una completa integración de la UNE 166002 con otros sistemas de gestión de nueva creación o revisados con posterioridad a 2015.

La transición a la nueva versión de la Norma UNE 160002 será fácil para las empresas certificadas y AENOR colaborará en este proceso. Actualmente, más de 300 organizaciones de todos los sectores y tamaños tienen el certificado de Gestión de la I+D+i de AENOR, como entidad de referencia en certificación.

En Asturias, hay cerca de 30 organizaciones certificadas en esta Norma. Las empresas del Principado fueron pioneras en este reconocimiento.

Entre otras ventajas, este certificado facilita la integración de la I+D+i en el sistema de gestión de la organización y demuestra que la entidad invierte y gestiona correctamente la I+D+i.

Y por último, ¿qué novedades más significativas nos encontramos en esta última versión?

Una de las novedades más importantes consiste en la incorporación de una capa estratégica que incluye la estrategia de I+D+i. Ésta estrategia define el tipo de innovación perseguido, los niveles de novedad en que se quiere centrar la organización o la posición competitiva que pretende adoptar.

Finalmente, uno de los primeros cambios que advertirá el usuario es que la nueva estructura es mucho más simple, ya que comprende únicamente un subnivel y los contenidos se han simplificado.

La guía de la innovación

Gerardo Malvido, Gerente I+D+i – AENOR

Gerardo Malvido, Gerente I+D+i - AENOR

Gerardo Malvido, Gerente I+D+i – AENOR

Acaba de publicarse la nueva Norma UNE 166002 Gestión de la I+D+i Requisitos del Sistema de Gestión de la I+D+i. Este documento es la referencia de la certificación de estos sistemas de gestión y se ha actualizado con la experiencia adquirida por los usuarios de la versión anterior de 2006, incluyendo las directrices establecidas en la Especificación Técnica europea CEN/TS 16555-1:2003. Su objetivo es adecuar el Sistema de Gestión de la I+D+i a las prácticas y necesidades actuales.

Una de las novedades más significativas de la nueva Norma UNE 166002:2014 consiste en la incorporación de una capa estratégica de la I+D+i. Esta estrategia define el tipo de innovación perseguido, los niveles de novedad en que se quiere centrar la organización o la posición competitiva que pretende adoptar. Además, la nueva versión incluye la estructura de alto nivel ISO/IEC, lo que permite asegurar su completa integración con otros sistemas de gestión de nueva creación o revisados con posterioridad a 2015.

Asimismo, hay que destacar el cambio en el modelo de innovación propuesto, que ha pasado de un modelo de enlaces a otro más simplificado que hace especial énfasis en la influencia que ejerce el contexto en las actividades de I+D+i. Y, por otro lado, también incide en la generación de las ideas que se sitúan a caballo entre la organización y el contexto, en clara alusión a los modelos de innovación abierta.

AENOR cuenta con más de 300 certificados vigentes de Sistemas de Gestión de la I+D+i. El 76% de las organizaciones certificadas tiene presencia en nuevos mercados, lo que pone de manifiesto que las empresas con vocación innovadora tienen un mejor acceso a mercados exteriores. Las empresas certificadas por AENOR dispondrán de un plazo de dos años para poder adaptarse a la nueva Norma UNE 166002:2014. Este plazo podrá verse reducido a un mínimo de seis meses si la organización ya cuenta con los procedimientos y registros que den conformidad con la nueva versión. Así pues, en muchos casos la adaptación será muy sencilla, especialmente en aquellas empresas cuyos Sistemas de Gestión de la I+D+i se encuentren bien consolidados y que, con toda seguridad, están evolucionando de manera natural hacia una gestión estratégica de la I+D+i.