“La crisis está siendo tremendamente dura y compleja y hay que convertir la innovación ‘oculta’ en estratégica” por Javier García, Instituto CIES

Javier García, Socio Responsable del Área Economía, Empresa e Innovación del Instituto CIES, impartirá el próximo 28 de febrero , dentro del ciclo Innovar en la Milla del Conocimiento, una sesión sobre Innovación, Competitivad y Crisis.

En la siguiente entrevista Javier García nos hace un adelanto de algunas de las ideas fuerza que se trabajarán en la misma.

CAI_Innovación, competitividad y crisis, ¿puede explicarnos cuál es la relación existente entre estos tres términos?

JG_A la innovación se la “mira” de formas muy distintas dependiendo del contexto en el que se encuentra la economía. Cuando las cosas “van bien”, cuando “todo está vendido”, es una asignatura pendiente, es algo que tenemos que hacer aún para vender más y crecer más, o eso es lo que piensan muchas personas con responsabilidad en la empresa. En cambio, cuando las cosas “van mal” es algo que nos permite levantarnos, es el bastón para sortear los problemas. Nos ayuda a canalizar nuevas ideas, lanzar nuevos productos o mejorar lo que existe. Nos ayuda, en definitiva, a eso de ser “competitivos”, que no es más que obtener ciertas ventajas frente a la competencia.

Yo creo que esas dos visiones, en el extremo y por separado, son equivocadas o no nos conducirán a situaciones de IMPACTO. La innovación va en el ADN de una empresa, tenemos que cultivarla todos los días, haya o no crisis, y requiere crear los incentivos adecuados para crear organizaciones inteligentes donde se gesten ideas y se ejecuten con una gran precisión si en realidad se trata de una propuesta de valor para nuestros clientes.

Precisamente en la charla del día 28 profundizaré en detalle en esta cuestión. La innovación no es algo de usar y tirar, sino que se trata de un instrumento al servicio de toda empresa, de toda persona de una organización y de toda la sociedad para prosperar. Las visiones parciales suelen generar grandes problemas. Y, por eso, ante la severa crisis en la que estamos inmersos sólo los que tenían adquirida esta visión integral están adquiriendo cuota de mercado y la están sorteando mucho mejor.

CAI_¿Cómo podemos convertir la innovación en valor económico?

JG_Me gusta la pregunta, porque la dejó muy clara Peter Drucker hace varias décadas y hay que resaltarla para que cale, “si no entiendes la innovación no entiendes de negocios”. La innovación son ingresos, son gastos y son todos los detalles necesarios que hacen que quien tiene la disposición a pagar por lo que haces, y no nos olvidamos que es el cliente, lo haga realmente. Innovación no es presentar una ayuda a una convocatoria (o no “sólo”), ni es tener un departamento de I+D (o no “sólo”) ni es tener un porrón de normas ISO (o no “sólo”). La innovación es saber qué vender, cómo lo vendes y cómo te organizas para lograrlo. La innovación con mayor impacto es la del modelo de negocio, es la integral. Por lo tanto, sin innovación no hay valor económico posible. Hablaré con detalle también de esta cuestión el próximo 28 de febrero.

CAI_ Ahora que todo el mundo habla de innovación e I+D, ¿cree que estos términos han perdido su verdadero significado o su difusión en medios de comunicación ha servido para que se extienda su práctica en el ámbito empresarial?

Cierto, está muy “manoseado”. De alguna manera lo decía al principio, parece que llegó “el Dorado”, la llave que abre todas las puertas, la solución. Pero lo siento, esa solución requiere mucho trabajo, muchas energías, romper muchos esquemas mentales, abrirse al mundo, pensar en inglés, interactuar, usar las nuevas tecnologías y trabajar en nuestras propias habilidades directivas y profesionales para re-inventarnos, como diría Tom Peters. Eso no nos lo cuentan en los medios ni en las frases hechas. No creo en las recetas milagro y sí en el trabajo duro. Y si alguien te ha dicho que es fácil, y tú te lo crees, tienes un problema. ¡La realidad es más compleja de lo que parece! Daré ejemplos muy concretos sobre este fenómeno en la charla.

CAI_¿Qué le diría a un empresario reticente para convencerle de que la innovación es una inversión y no un gasto?

JG_Le haría preguntas, es lo que suelo hacer en mi vida profesional cuando trabajamos con empresas que no son “creyentes” en temas de innovación. Y le haría preguntas para que se diera cuenta de que si aún está en el mercado, si ha sobrevivido durante todos estos años (pre-crisis y en la crisis) es por algo. Es porque su producto/servicio resuelve un problema, es porque en algún momento los clientes confiaron en él, por su calidad de servicio, por su trato, por su precio, por su capacidad de respuesta, por lo que sea. Algo hay que le ha hecho diferente, o algo diferente, para llegar hasta donde está hoy. Y después de todo eso le diría: ves, ¡¡tú también lo has hecho!! aunque no te hayas dado cuenta.

Y le diría también que ahora empieza lo duro: no estamos solos, hay competencia, los clientes tienen menos recursos, al menos los clientes a los que estábamos acostumbrados a vender y ya no somos tan ágiles, tan buenos, y nos empiezan a salir ‘arrugas’. Por lo tanto, hay que hacer más cosas, de mejor forma, hay que tener más capacidad de respuesta, hay que involucrar a los que están dentro y fuera de las cuatro paredes de tu empresa y hay que implementar una cultura absoluta por la mejora continua. Tenemos que pasar de esa innovación “oculta” a la innovación como ESTRATEGIA.

Después de esto creo que, al menos, le hemos dado material para discutir consigo mismo en la almohada…que es uno de los objetivos principales. Algunas de estas pistas las discutiremos en la sesión del día 28, porque creo que es efectivo manejar nuestro propio set de preguntas “incómodas”.

CAI_La crisis, ¿ha incentivado la innovación o, por el contrario, ha producido un descenso de la inversión? ¿Cuál ha sido el efecto en el tejido empresarial asturiano?

JG_La crisis nos ha noqueado. Está siendo tremendamente dura y compleja. Está llegando a sitios insospechados. Esta crisis ha afectado hasta el consumo de pan o de carne. En España se consumen casi 1.500 millones de euros menos de carne y pescado. El consumo y la inversión se han desplomado y nos han pillado con una tendencia hacia el “todo vendido” y el crédito “abundante y barato” que nos tenía muy mal acostumbrados. Ahora el crédito se secó, se ha convertido en un arma de destrucción masiva de empleo y nos ha pillado sin los recursos y el entrenamiento necesario para reinventarnos. Ahora levantarse de la lona es complicado, pero saldremos.

En Asturias y en España están cerrando muchas empresas, están reestructurando la mayoría, el ahogamiento financiero está acelerando, incluso, las posibilidades de recuperación y tenemos que usar todos los instrumentos a nuestro alcance para salir. Porque si salimos, saldremos reforzados, estoy convencido. Creo que en Asturias hay una red de centros tecnológicos, de empresas que pueden tener un gran potencial, de emprendedores que van labrándose su camino, de instituciones empresariales muy volcadas por ayudar; y hay que aprovecharlo. Tengo mucho miedo a la austeridad excesiva, que afecte a la liquidez de las empresas para que puedan afrontar los cambios que necesitan. Estoy viendo cómo empresas con proyectos muy solventes, con capacidades demostradas y con grandes perspectivas, están ante una “parada técnica” por falta del oxígeno del crédito. Rogaría a los políticos que trabajaran en este punto de forma incansable.

CAI_Por último, ¿puede darnos unas pistas de lo que veremos en la sesión ‘Innovación, competitividad y crisis’ del próximo 28 de febrero?

JG_Pues hablaré de todos estos puntos en los que me habéis entrevistado, y profundizaré un poco en las raíces de esta crisis y, sobre todo, en qué podemos trabajar para sortearla. Me gustaría ayudar a los que asisten al seminario a hacerse preguntas para que abran su “foco” y trabajen desde otra perspectiva. Uno de los problemas que tenemos actualmente es el ambiente tan espeso y contaminado de pesimismo. Y creo que hay que ACTUAR, porque es la única manera de LOGRAR cambiar. La innovación es la palanca perfecta para ello.

Javier García,
Socio Responsable Área Economía, Empresa e Innovación
Socio-fundador de www.sintetia.com
Más sobre él: http://about.me/JaviGarcia

Acerca de innovasturias
El Club Asturiano de la Innovación es una asociación sin ánimo de lucro de iniciativa empresarial, que se propone establecer un foro permanente de encuentro entre las Empresas, la Universidad y la Administración, con el objetivo de fomentar la Innovación Tecnológica. Las actuaciones del Club estarán orientadas a sensibilizar a las empresas de la importancia de la innovación tecnológica para poder ofrecer productos y servicios más competitivos en el mercado.

3 Responses to “La crisis está siendo tremendamente dura y compleja y hay que convertir la innovación ‘oculta’ en estratégica” por Javier García, Instituto CIES

  1. Pingback: Entrevista a Javier García, Socio de Instituto CIES « DesdeLaCajaNegra

  2. Pingback: Entrevista a Javier García, Socio de InstitutoCIES « DesdeLaCajaNegra

  3. Pingback: Conferencia InstitutoCIES: Innovación, Competitividad y Crisis « DesdeLaCajaNegra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: