La industria asturiana del vidrio a la vanguardia de Europa

El equipo de Vetro Tool estuvo presente en la feria de Düsseldorf

El equipo de Vetro Tool estuvo presente en la feria de Düsseldorf

EL IDEPA PREMIA A VETRO TOOL EN LA CATEGORÍA PROYECTO INNOVADOR.

La empresa allerana Vetro Tool ha sido merecedora del Premio al Impulso Empresarial dentro de la categoría Proyecto Innovador que concede anualmente el Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias. El premio, con una dotación económica de 15.000 euros, trofeo y diploma, será entregado en un acto que se celebrará a finales del mes de febrero.

Vetro Tool es una compañía dedicada al diseño y la construcción de maquinaria para la industria del vidrio y está especializada en el campo de la automoción. Y nadie mejor que su Director General, Roberto Puga García, para que nos explique sus proyectos y sus previsiones de futuro.

CAI.- ¿Puede mencionarnos algo del Proyecto “Horno Heracles” gracias al cual fueron merecedores del premio en esta categoría de Proyecto Innovador?

– Se trata del desarrollo de un sistema de fabricación de vidrio templado para automóvil. El punto fuerte del sistema es que es capaz de fabricar los dos tipos de vidrio templado que se montan en cada vehículo (lunetas térmicas y ventanillas). Tradicionalmente se empleaban dos hornos independientes (uno para cada producto) pero nuestro sistema engloba ambas tecnologías.

CAI.- ¿Qué otros proyectos tienen en marcha o en perspectiva?

– Actualmente estamos inmersos en un proyecto de colaboración internacional para el desarrollo de un sistema de termo-formado de vidrio mediante la fuerza del vacío, junto con la empresa mexicana Vitro Automotriz. Es un proyecto CDTI-IBEROEKA.

CAI.- ¿Cuál es la relación entre Vetro Tool y la innovación?

– De hecho Vetro Tool no se podría entender sin un continuo trabajo de innovación. Nuestra vocación es la de fabricantes de soluciones a medida para las distintas necesidades de nuestros clientes. Las actividades de I+D conforman más del 80% de nuestra actividad.

 CAI.-Su mercado es internacional, ¿cuáles son los objetivos de su estrategia en el exterior?

– Continuar esforzándonos para afianzarnos en un mercado cada vez más global tratando de innovar para competir con un producto de mayor valor añadido.

Táctica Corporativa: ‘Las Pymes asturianas necesitan dar pasos decididos para internacionalizar su actividad’

LOGO_TACTICACAI. ¿Cuánto tiempo hace que pertenece al CAI?

T. Desde 2008, año en el que empezamos nuestra actividad.

CAI. ¿Qué le impulsó a asociarse?

T. Desde Táctica Corporativa se perseguía la generación de un modelo de empresa extendida, y buscamos en el CAI el complemento a nivel de capacidad de nuestra organización, que aporta a todos sus asociados. Y el CAI es la única asociación empresarial que hemos identificado en la región que tiene una implicación real en el día a día con las microempresas.

CAI. ¿Cómo se vive la innovación en el día a día de su empresa?

T. Siempre ha sido una de las principales apuestas, y desde el año pasado si cabe más. Durante este último año hemos hecho un esfuerzo por generar nuevos productos que den soporte a la internacionalización de nuestro trabajo, especialmente en el ámbito del desarrollo de la creatividad en las organizaciones y el estudio de proyectos. Fruto de este trabajo esperamos tener a mediados de 2013 un nuevo producto en el mercado.

CAI. ¿Cómo le ayuda el CAI al fomento de la innovación en su organización?

T. En realidad Táctica Corporativa, nace como spin off del Primer Máster de Gestión de la Innovación y Desarrollo empresarial. El máster nos permitió tener una visión íntegra de la Innovación, los diferentes agentes, y las principales necesidades de las empresas a la hora de abordar el proceso innovador. Desde entonces la ayuda que nos ha prestado el CAI en todo momento ha sido muy positiva, tanto como punto de información de la RED PIDI como por los diversos seminarios y talleres que llevan a cabo.

La colaboración entre TÁCTICA y el CAI para el estudio de proyectos está resultando muy fructífera.

CAI. ¿Cuáles son sus previsiones de futuro alrededor de esta temática? ¿Y su visión de Asturias entorno a la innovación?

T. El futuro de la innovación está en Europa, y Asturias no es una región especialmente bien posicionada en el 7PM. Realmente creemos que en este momento organizaciones como el CAI, son clave para aportar a las empresas, y especialmente a las PYMES un soporte, tanto formativo como relacional, en la apuesta por la participación en Proyectos Europeos.

Las Pymes Asturianas necesitan dar pasos decididos y firmes en la apuesta por internacionalizar su actividad y todo ello pasa por la creación de nuevos productos o por darle forma de producto a los servicios que actualmente se pudieran prestar en un entorno cercano; todavía podemos vender servicios en el entorno europeo, pero fuera de Europa resulta muy difícil ya que esta venta requiere en la mayoría de los casos la implantación física en el mercado objetivo, es decir, abrir oficinas o delegaciones con presencia activa en las mismas y eso para una Pyme y en la situación actual puede ser más complejo y arrojar un menor rendimiento empresarial que la generación de un producto competitivo a partir del saber hacer acumulado en cada organización.

Por otro lado, está la visión compartida con el CAI de que sólo la transformación y la industria (los productos nuevamente) pueden sacarnos de la crisis y que intentar basar la economía sólo en los servicios no es la mejor decisión ya que estos actúan como elemento dinamizador en momentos económicamente positivos, pero en situaciones como la actual no generan la capacidad de tracción en la economía y precisamente uno de los factores causales es la dificultad en su exportación.

CAI. Para finalizar, ¿puede citar una razón por la que recomendaría el CAI a otros empresarios?

T. La primera razón es que la innovación es la única opción real que existe ahora mismo y el CAI, como asociación empresarial, es el referente de innovación en Asturias. Por otro lado, la variedad de proyectos que continuamente está poniendo en marcha el CAI permite tener acceso a servicios de alto valor añadido a los que de otra manera sería muy difícil acceder.

En este contexto las mejoras en productividad se deben buscar del lado de la tecnología, pero las mejoras en competitividad están del lado de la innovación y ahí el CAI puede aportar mucho valor ayudando a generar un modelo de empresa extendida que complemente recursos y capacidades existentes en cada organización en materia de innovación.

Por último no debemos olvidar los bajos retornos de la actividad de I+D+i desde Europa hacia nuestra región. Esto es algo que el CAI tiene muy claro y que es un aspecto en el que es necesario mejorar. Se hace bolsa común entre todos los estados miembros de la UE, en relación a disponer de un presupuesto para financiar actividades de I+D+i, y después se compite, con la presentación de proyectos, por esos fondos. El apoyo del CAI resulta fundamental en este aspecto y debe seguir influyendo en las instituciones para que se mejoren los ratios de retornos en este sentido.

Treelogic, soluciones TIC basadas en I+D+i

Hoy os presentamos a Treelogic (www.treelogic.com)

logo_treelogicCAI.- ¿Cuánto tiempo hace que pertenece al CAI? ¿Qué le impulsó a asociarse?

T.- Hace más de cinco años que Treelogic es socio del Club Asturiano de la Innovación, la empresa tiene certificado el sistema de gestión de la I+D+i desde 2004, de hecho, fuimos la primera empresa de nuestro sector en certificarlo y lógicamente una iniciativa en Asturias para sensibilizar y poner en valor la innovación nos pareció muy positiva.

CAI.- ¿Cómo se vive la innovación en el día a día de su empresa? ¿En qué innovan? ¿Cómo lo hacen?

T.- La innovación es el pilar fundamental de la empresa, sobre el cual se sustenta el éxito no solamente de los productos y servicios que comercializamos, sino de la investigación y conocimiento que adquiere cada una de las personas de la empresa. Nosotros entendemos la innovación como clave del éxito, la cual nos permite adaptar nuestro conocimiento científico y tecnológico según las necesidades reales del cliente y aplicarlo en nuevas soluciones que, de una forma u otra, repercuten en la calidad de vida de la sociedad.

Realmente innovamos en todos y cada uno de los proyectos que tenemos en marcha, los cuales abarcan sectores aparentemente muy heterogéneos pero con un trasfondo tecnológico común compuesto por las tecnologías en las cuales tenemos amplia experiencia. Por citar algunos casos, estamos innovando en el sector de la sanidad, mejorando la seguridad electrónica de pacientes en hospitales; en el sector del transporte, haciendo más eficientes sistemas de gestión de vehículos; en el ámbito de la seguridad, tanto creando sistemas capaces de gestionar catástrofes en las que se ven involucradas diferentes fuerzas de intervención de un país, como sistemas que permiten prevenir errores humanos en diferentes procesos productivos o laborales; sector de la justicia, gestionando pruebas de convicción y asegurando la cadena de custodia de un proceso judicial; textiles inteligentes, creando nuevos dispositivos de monitorización de señales biomédicas. También es importante destacar las soluciones creadas para administrar adecuadamente nuestro conocimiento interno, disponiendo de soluciones específicas para gestionar la vigilancia estratégica, los procesos de creatividad, las competencias de los recursos humanos, la red de colaboradores, actividades de formación y cartera de proyectos y convocatorias de una organización.

Un requisito fundamental en nuestra concepción de aplicar innovación a los trabajos que llevamos a cabo es involucrar a los usuarios finales desde las primeras fases del diseño, de tal forma que podamos conocer desde el primer momento sus necesidades, requisitos y sugerencias. De esta forma el trabajo siempre va guiado por aquellos que finalmente utilizarán la herramienta y por tanto, las probabilidades de éxito aumentan exponencialmente.

CAI.- ¿Cómo le ayuda el CAI al fomento de la innovación en su organización?

T.- Nos ayuda en la difusión de nuestra actividad innovadora y nos mantiene al día de las iniciativas que surgen en la región. Supone un punto de encuentro y de intercambio de la innovación al establecer un vínculo entre las necesidades públicas y privadas, buscando la mejor explotación de las fuentes de financiación.

CAI.- ¿Cuáles son sus previsiones de futuro alrededor de esta temática? ¿Y su visión de Asturias entorno a la innovación?

T.- Nuestra visión de transferencia a mercado y explotación de resultados siempre va dirigida hacia la internacionalización. Nuestro objetivo es estar siempre presentes en el mercado internacional con soluciones innovadoras y rentables tanto económica como socialmente. Para ello nos basamos en el paradigma conocido popularmente como Open Innovation, en el cual combinamos tanto canales internos como externos para poner en el mercado los productos y tecnologías innovadoras. Es por ello que no nos limitamos a ninguna fórmula, sino que contemplamos posibilidades que van desde ampliar la cartera de productos de líneas de negocio de la empresa, crear nuevas líneas de negocio no contempladas anteriormente, crear alianzas con terceras entidades para establecer una explotación conjunta o crear directamente spin out para su explotación.

CAI.- Para finalizar, ¿puede citar una razón por la que recomendaría el CAI a otros empresarios?

T.- En estos tiempos es más necesario que nunca unirse para conseguir acciones que transformen la sociedad desde la innovación y mejoren la competitividad de las empresas. Hay que lograr que la crisis no suponga un lastre a las iniciativas innovadoras, debe ser una apuesta conjunta de las empresas asturianas y el Club favorece compartir experiencias e inquietudes y encontrar en Asturias colaboradores que a veces buscamos fuera teniéndolos más cerca.

La innovación al servicio del tratamiento de superficies metálicas. INDASA

Hoy os presentamos a Indasa,  socio del Club Asturiano de la Innovación  (www.indasa.com)

INDASA4CAI.- ¿Cuánto tiempo hace que pertenece al CAI?

I.- Somos socios del Club desde el año 2003.

CAI.- ¿Qué le impulsó a asociarse?

I.- INDASA siempre ha estado fuertemente convencida de que la innovación es uno de los pilares fundamentales para el buen desarrollo de nuestra empresa a medio y largo plazo, impulsando la competitividad y el desarrollo de nuestra actividad. Durante los 40 años de actividad de nuestra sociedad, la innovación ha sido sin duda unos de los principales elementos diferenciadores para nuestros clientes y nos ha servido para posicionarnos como la empresa líder de nuestro segmento en el mercado.

El Club fomenta activamente la práctica de la innovación, nos mantiene informados de los últimos avances y de las nuevas tendencias, nos brinda sus recursos y nos ayuda tendiendo puentes entre las distintas empresas, asociaciones y administraciones públicas en la búsqueda de sinergias.

En conclusión, el Club de la Innovación es una fantástica herramienta para el buen desarrollo de la actividad innovadora en una empresa.

CAI.- ¿Cómo se vive la innovación en el día a día de su empresa?

I.- De una forma cotidiana y sencilla. Partimos de un fuerte apoyo por parte de la dirección de la empresa, quien intenta transmitir este enfoque a todos los niveles de la misma, es por ello que la innovación está en cada paso que damos y sirve de guía en las decisiones estratégicas que tomamos.

CAI.- ¿En qué innovan?

I.- En todo. No estamos cerrados a nada ni nos fijamos barreras. Nada es invariable. Romper con el statu quo, este es el principio que nos rige. Es por ello que desarrollamos nuestra actividad innovadora en todos los procesos de la empresa; estratégicos, de gestión, operativos y de apoyo.

Somos diseñadores de nuestra propia maquinaria siendo referentes a nivel nacional y europeo. Estamos involucrados en proyectos de ámbito internacional para el desarrollo de nuevas tecnologías en busca de la sostenibilidad. Fuimos la primera empresa española de tratamiento de superficies en utilizar el Water Jetting como sistema de preparación de superficies, también fuimos los primeros en utilizar sistemas de ciclo cerrado con abrasivo reciclable, disponemos de las certificaciones ISO de calidad, medioambiental, la OSHAS y somos la única empresa de nuestro sector con la certificación PECAL que nos habilita para trabajar para la armada.

Sin duda, todos estos ejemplos son muestra de la actitud innovadora de Indasa.

CAI.- ¿Cómo lo hacen?

I.- Como en todos los aspectos de la vida, debemos comenzar estableciendo unas bases, que en nuestra caso, pasan por transmitir y concienciar a todos los niveles de la organización.

Para innovar es preciso un profundo conocimiento de las necesidades. No todas las ideas innovadoras tienen éxito, por lo que se hace necesario trabajar con todas las herramientas posibles para que la innovación no solo sorprenda sino que también sea funcional.

Nuestro Departamento Técnico está muy involucrado en esta filosofía de trabajo. Para ello se potencia la comunicación a todos los niveles de la empresa. Prestando especial atención a las inquietudes de nuestros trabajadores, transformándolas en fuentes internas de inspiración. Con igual intensidad estudiamos el mercado y a la competencia, tanto a nivel nacional como internacional. Conceptos como vigilancia competitiva, prospectiva, benchmarking o creatividad son ampliamente conocidos y fomentados en la empresa.

CAI.- ¿Cómo le ayuda el CAI al fomento de la innovación en su organización?

I.- Son muchos los aspectos en los que el CAI puede servir de ayuda a sus socios. Trataré de enumerar solo unos pocos…:

  • Estimula nuestra creatividad.
  • Nos mantiene informados de las últimas tendencias y avances.
  • Al ser una asociación que agrupa a empresas multidisciplinares nos da una capacidad de sinergia enorme y amplia nuestro radio de acción y reacción a otros mercados y actividades.
  • Impulsa las relaciones entre las empresas, administraciones públicas, sistema público de I+D, las infraestructuras y el entorno.
  • Fomenta y organiza programas para la formación del personal.
  • Ayuda en la búsqueda de financiación.

En fin, entendemos el Club como una herramienta muy potente que le da a sus empresas asociadas un fuerte empuje diferenciador.

CAI.- ¿Cuáles son sus previsiones de futuro alrededor de esta temática?

I.- Tenemos claro que pese a la coyuntura económica actual no debemos desviarnos de la senda que tomamos hace ya tanto tiempo. Sin duda, el espíritu innovador de Indasa ha sido un factor clave para el éxito de nuestra empresa. Por tanto seguiremos trabajando intensamente en esta dirección.

En la actualidad INDASA está ejecutando 2 proyectos de diseño, fabricación e implementación de nuevos sistemas para el tratamiento de superficies. Estos proyectos tienen como fin la reducción del impacto medioambiental de nuestra actividad, mejora de las condiciones laborales y la mejora de la eficiencia mediante la reducción de plazos de ejecución y reducción de costes productivos.

A parte de estos dos proyectos, INDASA presentará próximamente y de manera conjunta con otras empresas internacionales un ambicioso proyecto de ámbito internacional para el desarrollo de un nuevo recubrimiento anticorrosivo. Este nuevo producto pretende ser sustitutivo de las actuales tecnologías, que presentan problemas de aplicación, costes, funcionalidad y medioambientales.

CAI.- ¿Y su visión de Asturias entorno a la innovación?

I.- Debemos reconocer que el futuro es incierto a corto y medio plazo. Si bien las empresas asturianas han mejorado mucho en este aspecto, la coyuntura económica actual no permite mucho margen de actuación. Aun así creo sinceramente que las empresas que apuesten por la innovación serán las que finalmente se verán recompensadas a largo plazo.

La palabra crisis en japonés está compuesta por dos ideogramas que significan “peligro” y “oportunidad”. Debemos ser capaces de afrontar la situación actual y sacar lo mejor de nosotros mismos utilizando la innovación como una herramienta más en nuestros procesos, productos y servicios.

Si bien soy de la opinión que la innovación debe ser rentable por si misma, debemos reconocer que nos encontramos en un momento en que la financiación es escasa y cara. Debemos por tanto buscar una mayor implicación de las administraciones como elemento facilitador del crédito.

Somos la novena comunidad en inversión en I+D+i en España, esto demuestra que tenemos margen de mejora. Nuestras empresas se van convenciendo de la finalidad y resultados de una política de empresa centrada en la innovación aunque seguimos siendo demasiado cortoplacistas y nos cuesta realizar inversiones sin un retorno claro a corto o medio plazo.

En conclusión, caminamos en la dirección correcta pero aún nos queda mucho por andar.

CAI.- Para finalizar, ¿puede citar una razón por la que recomendaría el CAI a otros empresarios?

I.- Si solo puedo citar una y atendiendo a todo lo anteriormente comentado, diría que el Club es una gran herramienta para cualquier empresa, con una mínima inversión y un alto retorno y valor añadido.

Faustino Obeso: «La clave de Asturias está en Europa, no en otra parte»

Entrevista a Faustino Obeso, Presidente del Club Asturiano de la Innovación, extraída de El Comercio

Faustino Obeso
Presidente del CAI

El Club Asturiano de la Innovación trabaja desde 1998 en impulsar la I+D+i en las empresas de la comunidad. Para su presidente, Faustino Obeso, en el Principado ya existe una cultura favorable a la innovación por el convencimiento de las compañías, pero también por necesidad. El acompañamiento a estas empresas en la búsqueda de fondos europeos y participar en proyectos internacionales es su gran apuesta para los actuales tiempos de crisis.

–¿Cuál es la situación actual de la innovación en Asturias?

– Según el informe COTEC 2012, el gasto en I+D en Asturias representa el 1,05 por ciento del PIB. Esta cifra se encuentra por debajo de la media nacional, que es de 1,39 por ciento. Aunque la evolución es positiva, porque antes de la crisis no se llegaba al uno por ciento, sería deseable una aceleración para poder converger con la media de España. La situación actual no es la más propicia para ello, por tanto se debería potenciar con más intensidad una estrategia para internacionalizar la innovación y poder alcanzar resultados competitivos.

–¿Por qué cree que se produce ese aporte inferior con respecto al resto de España?

– En el Principado el peso empresarial en I+D es de un 41,2 por ciento, frente a lamedia de España que es del 51,5 por ciento. Esto quiere decir que la cantidad que destinan a la innovación las empresas asturianas es diez puntos inferior. Eso en una región como Asturias no es bueno. No somos Baleares, que basamos nuestra economía en el turismo, la basamos en la industria y ese peso debería ser más alto. Navarra o el País Vasco están con el 69,4 por ciento y el 75,5 por ciento del gasto empresarial, respectivamente, y superan el criterio de dos tercios/un tercio propuesto como objetivo para la Unión Europea. Hay que potenciar la innovación en el tejido empresarial.

–¿Qué hace el Club Asturiano de la Innovación para mejorar esos porcentajes?

– En Asturias existe una cultura favorable a la innovación, fruto de las diversas actividades que durante más de una década llevamos desarrollando. El Club, por ejemplo, ha propiciado que algunos de sus socios estén participando en grandes consorcios internacionales para el desarrollo de grandes proyectos del I+D, es decir, estén compitiendo en la ‘Champions League’. También les ayudamos a acceder a los fondos europeos. Asturias está mejor gracias a la insistencia de llevar a las empresas, de acompañarlas para que logren esos fondos. Estamos en plataformas tecnológicas, en ‘lobbies’, facilitamos la labor de las empresas. Estamos haciendo cosas reales, no vendemos humo. Si no se está en los ‘lobbies’ en Bruselas no haces nada y cuando una empresa no consigue resultados allí se desmoraliza. En el Club las ayudamos para que eso no suceda. La clave de Asturias está en Europa, no en otra parte.

–¿Cómo se resiente la innovación por la crisis?

– Creo que se innova lo mismo o más. Aquí se siguen haciendo cosas, pero es cierto que la innovación es uno de los puntos donde generalmente comienzan las restricciones económicas. En otros casos hay un cambio de orientación. Hay muchos ejemplos donde se aprovechan estos momentos de crisis para incrementar recursos y buscar nuevos posicionamientos. Ahora hay que agudizar el ingenio para convertir las debilidades en fortalezas.

–¿Cómo afecta la falta de financiación?

– La relación con los bancos es la de todos conocida y afecta a toda la estructura empresarial. Sin embargo, para la innovación hay instrumentos que en ocasiones pueden solventar estos problemas y permitir realizar inversiones en proyectos financiados a través de algún organismo oficial como puede ser el CDTI, que funciona con gran profesionalidad.

–¿Hay hoy en día suficientes ayudas para emprender un proceso de I+D+i?

– En época de crisis los recursos son cada vez más limitados y por ello se deben priorizar y optimizar, orientándolos a resultados. Siempre se va a decir que no son suficientes, pero esto es una respuesta de libro, porque cuantos más mejor. Es necesario reflexionar para hacer un planteamiento estratégico, para optimizar lo que ya existe. Hay otros campos que se deben explorar y analizar como fuentes alternativas y adicionales. Por ejemplo, sería el caso de los fondos europeos, donde el Programa Horizonte 2020 incrementará notablemente su dotación económica.

–En una época se habló mucho de caza-subvenciones, ¿siguen existiendo?

– La crisis les ha dificultado el trabajo… Las administraciones cada vez son más conscientes de la situación e intentan dificultar este tipo de actuaciones.

–¿Cómo abordan la innovación las pequeñas empresa?

– Hay una gran cantidad de pymes y micropymes que están innovando continuamente; sin embrago otra forma de actuar es que las grandes empresas hagan de tractoras e incorporen a pequeñas compañías que poseen tecnología, con lo que el beneficio es para ambas.

–¿Están demasiado centradas en la supervivencia en el corto plazo?

– En el contexto económico actual, las pequeñas empresas se ven obligadas a preocuparse del día a día; las grandes tienen más capacidad para pensar en el medio plazo. Además hay un gran volumen de empresas que operan en mercados locales, que en ocasiones son de muy pequeña dimensión y operan en sectores poco intensivos en tecnología. Estas compañías no tienen el glamour de las más intensivas en tecnología, pero no cabe duda de que de su competitividad depende el grado de desarrollo, bienestar y empleo de la región.

–¿Cuál es la relación de las empresas asturianas con uno de los tractores de la innovación como es la Universidad de Oviedo?

– La innovación la realizan las empresas y son estas quienes llevan las investigaciones que realizan las universidades al mercado. Las compañías que colaboran con la Universidad continúan su labor, lo que significa que es bueno para ambos. Sin embargo, en ocasiones, resulta difícil encontrar grupos de investigación con iniciativas y propuestas que aporten valor para la empresa. Existen mecanismos para facilitar esta tarea en la que debería profundizarse más.

–¿Cuál sería la asignatura pendiente del Club Asturiano de la Innovación?

– El Club tiene una vocación orientada hacia la dinamización internacional de la actividad innovadora; sobre todo tenemos que tomar la iniciativa de ayudar y acompañar a las empresas a subir el escalafón y situarse en el mapa. Tener presencia activa en los centros de decisión europeos es nuestra gran apuesta.