Crear una economía circular: Un cambio de mentalidad

“El progreso es imposible sin cambio, y los que no pueden cambiar de opinión no pueden cambiar nada” George Bernard Shaw.

Cuando se habla con la gente sobre la economía circular, muchos piensan que se trata solo de reciclar, de asegurarse de que los bienes se reutilicen y no terminen en un vertedero, pero se trata de mucho más que eso. Es un sistema donde todo es un recurso para otra cosa, donde la noción de desperdicio desaparece. Se trata de tomar los bienes y convertirlos en algo nuevo, algo más, algo que se puede utilizar de nuevo en la misma o diferente función.

La economía circular exige la participación de la sociedad en su conjunto. Requiere que, como sociedad, podamos cambiar nuestro comportamiento en cuanto a la forma en que aprovisionamos, creamos, usamos y desechamos la sobreabundancia de productos que rodean nuestras vidas.

Es un sistema completo, que implica cambios en los modelos comerciales y el diseño del producto, así como la colaboración entre proveedores y clientes. En la economía circular no se trata de hacer las cosas mejor. Se trata de crear valor económico, y eso incluye la creación de nuevos empleos para satisfacer la necesidad de nuevas habilidades en artesanía, diseño y reparación de productos.

Pensando fuera de la caja – thinking outside the box

Para que esto suceda, se necesitan cambios en la mentalidad y el comportamiento de los negocios, tales como la venta o prestación de servicios en lugar de la propiedad, reparar algo cuando se rompe en lugar de tirarlo y colaborar abiertamente con otros. Requiere pensar “outside the box”.

El cambio a la filosofía de economía circular presenta una oportunidad para que la generación más joven vuelva a comprometerse con su futuro. Les da la oportunidad de hacerse cargo de sus vidas de una manera positiva siendo creativos, innovadores e ingeniosos.

Una nueva generación de clientes, los llamados millennials, aceptan fácilmente tendencias disruptivas, como es una preferencia por el acceso sobre la propiedad. Esto se puede ver en la popularidad de plataformas como Uber, Wework, Spotify, Netflix etc. que no venden la posesión de un producto; simplemente actúan como facilitadores, haciendo que la transacción sea fácil y segura tanto para el proveedor como para el usuario. El uso efectivo de plataformas y de big data permite que las empresas conecten aquellos que ofrecen servicios con aquellos que buscan los servicios.

La tecnología de la información está creando un cambio generalizado en el comportamiento del consumidor. Las redes sociales han aumentado los niveles de transparencia y la capacidad de los consumidores para abogar por productos y prácticas comerciales responsables. Se pueden usar para movilizar a millones de clientes en torno a nuevos productos y servicios de forma instantánea.
Los diseñadores ahora deben responder a necesidades sociales, económicas y ambientales muy diferentes, deben cambiar su filosofía y práctica de diseño mediante la creación de productos y servicios que coincidan con el modelo de negocio de CE.

¿Cómo puede ayudar el programa ENGAGE?

El proyecto ENGAGE está desarrollando un curso on-line, un currículo y casos prácticos que constituyan una caja de herramientas educativas destinada a ayudar a los educadores de FP a enfrentar el desafío de comprometerse con las ideas y prioridades clave de la transición hacia una economía circular. Al integrar el pensamiento sistémico y una perspectiva de economía circular en su plan de estudios, los educadores pueden inspirar a los estudiantes a repensar el futuro a través del marco de la economía circular.

Sin embargo, actualmente existen varias barreras que, si no se abordan, podrían frenar o evitar la transición a una economía circular. Los formadores de FP pueden contribuir al éxito de la transición al implicar a las generaciones futuras en los valores, el comportamiento, el conocimiento, las habilidades y las competencias requeridas para lograr el desarrollo sostenible.

¿Le interesa saber más del concepto de economía circular y cómo está vinculado al emprendimiento verde?¿Conocer la caja de herramientas que los socios del proyecto ENGAGE están desarrollando?

Tenemos el placer de invitarle al Seminario “Explotación de la economía circular como base para el emprendimiento verde” que, el próximo día 9 de Marzo, organiza Lawton School S.L en colaboración con Innovasturias en el Edificio Asturias, Sala Audiovisuales 1 y 2 del Parque Científico y Tecnológico de Gijón.

Es imprescindible confirmar asistencia en https://goo.gl/forms/3AwjsbADnAsEybFt2 o bien a través del teléfono 985 349 609 antes del día 7 de Marzo de 2018.

El seminario está patrocinado por el programa Erasmus+ de la Unión Europea.

Proyecto Engage: No desperdicies tus desperdicios

Nuestro modelo actual de economía es lineal y se centra en producir y consumir lo más barato posible. Los objetos se usan y luego se descartan como desperdicio.

En la naturaleza, sin embargo, el desperdicio no existe. Todo lo que crece se usa en un ciclo interminable. Para imitar esta eficiencia natural debemos emplear un sistema económico en el que no se desperdician materiales.

Los productos deben diseñarse y construirse para permitir la reutilización continua de los recursos. Esto requiere nuevos modelos comerciales que pueden usarse solos o en combinaciones y que se adaptan a las empresas y pueden ayudarles a crear ventaja competitiva.

¿Cuál es el verdadero costo de los recursos?
Para concentrarse en la eficiencia de los recursos, es indispensable comprender el verdadero costo de los mismos. Una empresa podría considerar que sus costos de eliminación de residuos son de alrededor de 70-100 euros por tonelada, pero en realidad los materiales que se eliminan probablemente fueron comprados por la organización a diez veces ese costo. Para medir la eficiencia de los recursos, las empresas pueden usar diferentes sistemas de gestión.

¿El diseño puede extender la vida del producto?
El diseño puede desempeñar un papel crucial en la lucha contra la obsolescencia del producto. El concepto es construir para durar.
Se puede implementar un enfoque de diseño modular, diseñar partes que se pueden crear de forma independiente y reutilizar. Mediante el diseño los productos pueden durar más y ser más resistentes. Se debe diseñar piezas que sean estándar y compatibles, que puedan encajar en más de un producto y asegurar que las piezas del producto se puedan desmontar y volver a ensamblar fácilmente para su mantenimiento y reparación.

¿Cómo nos puede ayudar el proyecto ENGAGE?
El proyecto ENGAGE tiene como objetivo describir los tipos de modelo de negocio que pueden ayudar a alinear las organizaciones más con la filosofía de la economía circular. Estos modelos pueden ser relativamente sencillos de implementar, tales como suministros circulares que requieren simplemente que la organización examine su sistema para la adquisición de materiales reciclados, hasta un replanteamiento avanzado de los productos ofrecidos (producto a servicio).

El proyecto ENGAGE plantea:
Identificar conceptos de modelo de negocio de economía circular.
Entender cómo cada uno de los seis modelos de negocio descritos podría funcionar en varios escenarios empresariales.
Entender varios métodos de gestión que se pueden aplicar en una organización.
Ayudar a adquirir una comprensión detallada de los múltiples mecanismos de creación de valor proporcionados por la economía circular que están disociados del consumo de recursos finitos.
Ayudar a apreciar la relación entre economía y ecología y el concepto de eco-eficacia; cómo los productos y sus flujos de materiales asociados pueden ser transformados de tal manera que generen usos ‘cuna a cuna’ que permitan a los materiales mantener su estatus como recursos y ser parte de un proceso de upcycling.

¿En qué medida influyen las políticas de residuos europeas?
ENGAGE proporciona orientación para formadores principalmente, que buscan desarrollar un breve programa de capacitación sobre cómo la Unión Europea ha desarrollado políticas de residuos en el pasado y cómo adoptará la filosofía de la economía circular en los próximos años. Se les dirige a las directivas relevantes y la información proporcionada por la Comisión Europea. La intención es no tener un conocimiento detallado del marco legislativo, sino comprender cuáles son los elementos fundamentales. Por lo tanto, es importante comprender que cada país tiene un marco legal conformado por la legislación europea, que determina cuándo un material o sustancia se convierte en residuo, y cómo debe transportarse, tratarse, recuperarse y eliminarse de manera segura.

El proyecto ENGAGE está patrocinado por el programa Erasmus de la Unión Europea
Nº Proyecto: 2016-1-RO01-KA202-024493

Proyecto Engage: La necesidad de formar en Economía Circular

El Proyecto Engage, cofinanciado por la Comisión Europea, aborda la formación profesional en torno a los campos de la Economía Circular y del Emprendimiento.

Reconoce la importancia del impacto local en las economías y ofrece un programa de formación completo sobre emprendimiento ecológico, basado en una serie de herramientas de formación digital diferentes y estudios de casos que pueden ser combinados y utilizados libremente por los estudiantes.

El proyecto busca introducir nuevas normas y valores de cultura empresarial con el objetivo de mejorar la capacidad de las personas, las empresas y las comunidades para la innovación en el uso eficiente de los recursos.

Para identificar las necesidades de formación para la economía circular, tanto de los formadores como de los alumnos de los países socios, (Reino Unido, España, Rumanía, Bulgaria, Grecia y Malta), se realizó un análisis de necesidades.

Las entrevistas realizadas sirvieron para obtener información valiosa del grupo destinatario en cuanto a la puesta en práctica existente de la economía circular, la identificación de las necesidades, la formación no formal y los problemas y obstáculos a que se enfrentan y cómo superarlos. La encuesta estableció seis casos de estudio relevantes que demuestran claramente el concepto de economía circular y cómo estos han ayudado en el emprendimiento verde.

También reveló que aún falta un enfoque coherente y generalizado para la aplicación de los principios de economía circular a nivel nacional en todos los países socios. Se observó el mayor nivel de conciencia sobre la economía circular y el espíritu empresarial verde en los encuestados del Reino Unido. Los menos conscientes de la economía circular y el espíritu empresarial ecológico fueron los encuestados maltés y español.

Los medios, consejos locales, la comunidad empresarial, los sindicatos, partidos políticos, clubes de negocios y ONGs, asociaciones vecinales, grupos ecologistas e instituciones municipales, fueron clasificados como los actores más importantes en la educación informal y no formal en el campo de la economía circular.

Las asignaturas dentro de la Economía Circular que se imparten en los países socios en FP son en general opcionales. Emprendimiento, Gestión de Residuos y Gestión de la Sostenibilidad se encuentran entre los temas más populares en los países de los encuestados. Los temas adicionales que se mencionan son Ecología, Protección del Medio Ambiente y Gestión de la Innovación así como los Principios del Eco-diseño.

En general, los encuestados consideraron que los conceptos de economía circular deberían incluirse en TODOS los currículos escolares y que los órganos de administración escolar deberían participar activamente en la implementación de la economía circular en sus escuelas.

Haga clic en el siguiente enlace para leer el Informe de Análisis de Necesidades de Formación completo compilado por la Universidad Prof. Dr. Asen Zlatarov, Bulgaria: INFORME ECONOMIA CIRCULAR

Proyecto Engage: qué es y cómo se articula con la Economía Circular

Siguiendo con uno de nuestros cometidos, que es dar a conocer las nuevas tendencias en el campo de la innovación, comenzamos una serie de post en nuestro blog para hablaros sobre qué es y cómo funciona la Economía Circular y hacérosla llegar hablando sobre un caso real dentro de Asturias como es el Proyecto Europeo Engage en el que uno de los socios promotores es Lawton School.

Esperemos que disfrutéis de esta nueva serie de entradas al blog de Innovasturias.

¿Qué es la Economía circular? 

La economía circular es un nuevo enfoque que se está adoptando en toda Europa para garantizar que la sociedad utilice los recursos de manera eficiente y, cuando sea posible, se mantengan dentro del ciclo económico, mediante la reutilización, el reciclaje y la recuperación posterior. Solo cuando dejen de tener valor deben eliminarse los materiales de desecho. las empresas trabajan hacia nuevos modelos comerciales que buscan “hacer más con menos”; que replanteen los servicios y productos ofrecidos; y que encuentren oportunidades para extender la vida de los productos a través de un mejor diseño ecológico y selección de materiales.

El Programa Engage y la Economía circular

La economía circular necesita el compromiso de toda la fuerza laboral, desde los directivos hasta las personas que poseen las habilidades y los conocimientos necesarios sobre el producto y el desarrollo del proceso. Requiere que los empleados entiendan los principios básicos de la CE y que tengan los conocimientos necesarios sobre las mejoras de productos y servicios que tengan como resultado un uso eficiente de los recursos. Este enfoque de empresa verde se encuentra en el corazón de los recursos de formación profesional ofrecidos por el Programa Engage.

¿Qué fomenta el programa Engage?

– Innovación en el lugar de trabajo.

– Describe los modelos comerciales clave para una economía circular.

– A través de los estudios de casos y el uso innovador de plantillas y técnicas de realidad aumentada, informa al alumno sobre un enfoque jerárquico para gestionar materiales y residuos en una organización.

¿Dónde se desarrolla el programa Engage?

El programa Engage ha desarrollado tres módulos de formación on-line con once unidades asociadas. Cada unidad tiene resultados de aprendizaje definidos, material de presentación para uso de formadores de FP, y sugerencias para planes de lecciones para su uso posterior por formadores de FP en la configuración de sus propios programas de aprendizaje. El Proyecto ha sido financiado con el apoyo de la Comisión Europea.

¿Cuáles son los Socios del programa Engage?

Cámara de Comercio Bistrita Nasaud, Rumania: entidad multisectorial independiente, sin fines de lucro, que representa a 300 empresas asociadas en el condado de Bistrita Nasaud.

Prof. Dr. Asen Zlatarov University, (BTU) Bulgaria: única universidad estatal en el sudeste de Bulgaria y fue fundada en 1963. La enseñanza se lleva a cabo en cuatro facultades: Facultad de Ciencias Técnicas, Facultad de Ciencias Naturales, Facultad de Ciencias Sanitarias y Facultad de Ciencias Sociales.

Macdac Engineering Consultancy Bureau Ltd – MECB: miembro corporativo de la Cámara de Comercio, Empresa e Industria de Malta, ofrece servicios profesionales de soporte técnico relacionados con una variedad de campos que incluyen, eco-innovación, realidad virtual / aumentada, diseño, innovación y desarrollo de productos, CAD, técnicas de gestión de la innovación (IMT), calidad, medioambiente, manufactura LEAN y clínicas de eco-innovación.

Universidad Politécnica de Bucarest, Rumania: Es la Universidad Técnica más grande de Rumania y tiene una gran experiencia en el fomento de la innovación y la creatividad en Ingeniería Técnica.

Lawton School S.L, España: especializada en la formación lingüística, facilitando competencias lingüísticas para una amplia gama de empresas, asociaciones profesionales y organismos oficiales. Cuenta con su propio Sistema de Gestión de Aprendizaje Electrónico (LMS) que se utiliza para acceder al material de capacitación desarrollado en proyectos europeos, así como al contenido del curso para sus clientes.

Drosostalida Social Enterprise, Grecia: La empresa social Drosostalida tiene como objetivo promover la integración en la vida económica y social en general de las personas que pertenecen a grupos vulnerables, principalmente a través de su promoción en el empleo.

The Glasgow Caledonian University, Reino Unido: quinta universidad más grande de Escocia con casi 17,000 estudiantes de más de 100 países y más de 1,500 empleados. La universidad ofrece programas ambientales tanto a nivel de grado como de posgrado desde hace más de 20 años, durante los cuales los contenidos han evolucionado desde el control de la contaminación, cero desechos, eficiencia energética y energías renovables hasta la eficiencia de los recursos y la reducción de carbono.